Home»Blog»«MARKETING RELIGIOSO»

«MARKETING RELIGIOSO»

Aunque no lo creas, existe una rama del marketing llamado “Marketing Religioso”, este se concentra en la adquisición y retención de fieles. Pero como ya hemos visto, este marketing está perdiendo mercado; dado que “su producto” esta en plena transformación.

Durante los últimos años, el mundo ha sido testigo de uno de los secretos mayor guardados de la Iglesia Católica. Esto ha llevado a que millones de fieles hayan perdido la credibilidad de la Iglesia.

Aunque no lo creas, existe algo llamado “Marketing Religioso”, este se concentra en la adquisición y retención de fieles. Pero como ya hemos visto, este marketing está en decadencia.

Uno de los principios del Cristianismo, como todas las religiones, es la expansión de la Fe y el incremento en el número de creyentes. Bajo esta perspectiva, se está en el terreno del marketing: por un lado hay una oferta que se presenta como propuesta de valor -de Fe- y por el otro lado hay una persona que rechaza o acepta el adoptar determinada religión.

“No hay Iglesia en el mundo que no salga a venderse”

El marketing se define como la actividad que busca satisfacer necesidades -no crearlas- y la necesidad de creer en algo, de espiritualidad, de tener una guía, es de las más grandes y antiguas de la humanidad.

Una de las tácticas que ocupa el Marketing Religioso es el amplio uso de la palabra, arquitectura, símbolos, música, ceremonias y otras actividades para atraer y mantener a los devotos.

Mientras que los predicadores intentan convencer que la religión que ellos profesan es la verdadera.

Teniendo esto claro, podríamos decir que el Marketing Religioso actualmente depende de un hilo. La credibilidad de la Iglesia decae cada día. Sus fieles ya no tienen la confianza que solían tener en la Iglesia.

Si pensamos en la Iglesia como una marca, su posicionamiento actual disminuye en credibilidad, confianza y con baja cercanía con su target. Esto no puede ocurrirle a tu empresa.

Las Iglesias en general, necesitarán mucho trabajo para retomar su posición en el mundo.

×